Los contribuyentes del IRPF más conocidos como sujetos pasivos del impuesto, son todas aquellas personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio español, así lo establece el artículo 8 de la Ley 35/2006, o aquellas personas físicas que tengan esa residencia en extranjero por alguna de las circunstancias enumeradas en el artículo 10, es decir, misión diplomática, oficinas consulares e Institutos en el extranjero.

Artículo 8. Contribuyentes

  1. Son contribuyentes por este impuesto:
    • Las personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio español.
    • Las personas físicas que tuviesen su residencia habitual en el extranjero por alguna de las circunstancias previstas en el artículo 10 de esta Ley.
  2. No perderán la condición de contribuyentes por este impuesto las personas físicas de nacionalidad española que acrediten su nueva residencia fiscal en un país o territorio considerado como paraíso fiscal. Esta regla se aplicará en el período impositivo en que se efectúe el cambio de residencia y durante los cuatro períodos impositivos siguientes.
  3. No tendrán la consideración de contribuyente las sociedades civiles, tengan o no personalidad jurídica, herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria. Las rentas correspondientes a las mismas se atribuirán a los socios, herederos, comuneros o partícipes, respectivamente, de acuerdo con lo establecido en la sección II del Título X de esta Ley.

Todas estas personas físicas con residencia habitual en España están obligadas a tributar a IRPF y a presentar la declaración de la Renta, a excepción de los contribuyentes que hayan percibido de forma exclusiva rentas inferiores a los límites establecidos para el caso del IRPF:

  1. Rendimientos íntegros del trabajo inferiores a 22.000 € brutos anuales si proceden de un único pagador o inferiores a 11.200 € brutos anuales si proceden de más de un pagador.
  2. Rendimientos íntegros de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta, si no superan la cantidad de 1.600 euros anuales.
  3. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, inferiores a 1.000 € brutos anuales.

Este límite también se aplicará si se han percibido de varios pagadores en los siguientes supuestos:

  • Que la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 € brutos anuales.
  • Que sus únicos rendimientos del trabajo consistan en pensiones de la Seguridad Social y demás prestaciones pasivas y que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido. En concreto, este procedimiento debió solicitarlo el contribuyente durante los meses de enero y febrero del año de declaración mediante la presentación del modelo 146.

Los contribuyentes con rendimientos del capital, de actividades económicas, del trabajo y ganancias patrimoniales, que estén sometidas o no a retención, que sean inferiores a 1000 € brutos anuales y pérdidas patrimoniales inferiores a 500 € no tendrán que realizar la declaración de la renta, o lo que es lo mismo no tendrán que declarar el IRPF.

No obstante, deberán presentar declaración del IRPF aquellos contribuyentes que quieran beneficiarse de la aplicación de las siguientes deducciones o reducciones:

  • Deducción por inversión en vivienda habitual.
  • Deducción por cuenta ahorro-empresa.
  • Deducción por doble imposición internacional.

El objetivo principal de presentar la Declaración de la Renta es el de permitir a la Agencia Tributaria llevar un control de todos los contribuyentes, comprobar la totalidad de las rentas percibidas de forma anual y determinar así si por el volumen ingresado y una vez aplicadas las deducciones previstas por ley, si el contribuyente tiene derecho a recibir capital o si por el contrario tiene obligación de abonar más impuestos.

El contribuyente obtiene una renta anual a la que denominamos hecho imponible, sobre la cual se aplica el IRPF. El hecho imponible será distinto en función de su origen o fuente de ingreso, diferenciando tres componentes de la renta del contribuyente en el IRPF:

  • Rendimientos: diferenciando entre rendimientos del trabajo obtenido a raíz del trabajo por cuenta ajena, los rendimientos de capital inmobiliario procedentes de bienes inmuebles urbanos y/o rústicos que no sean destinados a actividades económicas o los rendimientos de capital mobiliario que proceden de elementos patrimoniales, derechos o bienes que no estén destinados a actividades económicas.
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales: se producen cuando existe alteración en la composición del patrimonio, la no calificación de la renta obtenida como rendimientos o la variación en el valor del patrimonio del contribuyente.
  • Imputaciones de rentas: son aquellas que el contribuyente no recibe en dinero pero que sí debería haber obtenido; pueden ser inmobiliarias, provenientes de transparencia fiscal internacional, de sociedades transparentes o por la cesión de derechos de imagen.

Tablas IRPF:

Estas tablas muestran los porcentajes de retención que se aplicarán según la situación personal y el importe de la base imponible recibida por el contribuyente.

A partir del ejercicio fiscal del año 2012 se realizaron cambios en las tablas del IRPF, habiendo un nuevo tramo con un porcentaje de retención más elevado para las rentas más altas; además de aplicarse una nueva subida en todos los tramos de IRPF. Estos cambios reconfiguran las tablas de IRPF y por lo tanto el cálculo de las retenciones.

Podemos verlo en la siguiente tabla:

La subida del IRPF tiene un efecto inmediato a la hora de calcular las retenciones, teniendo en cuenta también la situación personal del contribuyente según lo dispuesto en el artículo 81 del Reglamente del IRPF, que se resume en la siguiente tabla:

La web de citaprevia-hacienda.com, le permitirá localizar su oficina más cercana, en donde realizar todos los trámites pertinentes del Servicio Público de Empleo Estatal.