Fiscalidad Producto Bancario

Cuando contratamos un producto bancario o un producto de ahorro una de las cosas a tener en cuenta es la fiscalidad de los rendimientos obtenidos a la hora de realizar la Declaración de la Renta.

En cuanto a la fiscalidad de las cuentas bancarias y depósitos, podríamos decir que a día de hoy todos disponemos de una cuenta bancaria o depósitos y en algunos de ellos disponemos de remuneración. ¿Cómo tributar por la remuneración de una cuenta bancaria o de un depósito? Debido al IRPF, los rendimientos conseguidos por esta clase de productos tributan como rendimientos de capital mobiliario en la Declaración de la Renta.

El rendimiento conseguido se sumará en la base imponible del ahorro aplicándose y será sometido a la clase de retención correspondiente según:

Base liquidable del ahorro

Tipo aplicable

Hasta 6000 € 21%
Entre 6000 y 24000 € 25%
A partir de 24000 € 27%

Otros de los productos bancarios que podemos contratar son los seguros de vida ahorro; son aquellos productos de previsión que nos garantizan un capital final, depende del tipo de interés que acordamos antes de contratarlo.

Las prestaciones derivadas de los seguros de ahorro serán sometidos en función al IRPF, es decir, tributarán cuando el tomador y el beneficiario sea la misma persona.

Cuando el tomador y el beneficiario no son las mismas personas, las prestaciones derivadas del seguro de vida ahorro estarán sujetas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, al no ser que las primas se hayan abonado con cargo a la sociedad de ganancias. En este caso, su cónyuge sobreviviente tributará:

  • 50% de las prestaciones derivadas en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
  • El otro 50% en la Declaración de la Renta.

Las cantidades recibidas por el seguro de vida ahorro que tributen en la declaración de la Renta serán considerados rendimientos de capital mobiliario metiéndolas dentro de la base imponible del ahorro y se le aplicará el tipo de retención correspondiente.

Solamente en los casos que se reflejan en el artículo 17.2.a. de la Ley 35/2006, las prestaciones recibidas serán consideradas como de rendimientos de trabajo.

Las prestaciones de los seguros de vida ahorro pueden ser:

Prestaciones en forma de capital

En la Declaración de la Renta las rentas obtenidas en forma de capital tributan como rendimiento de capital mobiliario por el importe obtenido de la diferencia entre la prestación percibida y las primas aportadas. Este rendimiento será unido a la base imponible del ahorro y será sometido a la retención correspondiente según:

Base liquidable del ahorro

Tipo aplicable

Hasta 6000 € 21%
Entre 6000 y 24000 € 25%
A partir de 24000 € 27%

Prestaciones en forma de renta

El rendimiento a unir en la base imponible del ahorro se multiplicará por un determinado porcentaje en función de la edad del rentista en el momento de constitución de la renta, si se trata de rentas vitalicias:

Edad del perceptor Porcentaje a tributar Carga fiscal máxima
Menor de 40 años 40% 10,80%
De 40 a 49 años 35% 9,45%
De 50 a 59 años 28% 7,56%
De 60 a 65 años 24% 6,48%
De 66 a 69 años 20% 5,40%
Mayor de 70 años 8% 2,16%

O en función de la duración de la renta, si se trata de rentas temporales, el porcentaje de multiplicación será el siguiente:

Duración Porcentaje sujeto a tributación
Menor o igual a 5 años 12%
Entre 5 y 10 años 16%
Entre 10 y 15 años 20%
Superior a 15 años 25%

La web de citaprevia-hacienda.com, le permitirá localizar su oficina más cercana, en donde realizar todos los trámites pertinentes del Servicio Público de Empleo Estatal.